FANDOM


LaCanciónFunebredeUtherPendragon.jpg
La canción fúnebre de Uther Pendragón
(The Death Song of Uther Pendragon)
Temporada 5
Episodio Número 3
Reparto Colin Morgan
Bradley James
Angel Coulby
Anthony Head
Alexander Vlahos
Rupert Young
Richard Wilson
Enemigo(s) Uther Pendragón
Localización Camelot
Escritor Howard Overman
Director Justin Molotnikov
Productor Sara Hamill
Fecha de emisión 20 de octubre de 2012
Formato 2x45
Código Prod. 5.03
¡Camelot debe tener prioridad ante todo! Inclusive tú.
Uther Pendragon a Arturo Pendragon
La canción fúnebre de Uther Pendragon es el tercer episodio de la quinta temporada. Marca la vuelta de Uther Pendragon a la serie, aunque lo hace como espíritu y sólo en este capítulo.

Sinopsis

Cuando un extraño le da a Arturo el poder para convocar a los muertos, el rey se encuentra dividido entre su corazón y la razón. Incapaz de resistir la tentación, aprovecha la oportunidad para hablar con la persona a la que más echa de menos - su padre, Uther. Pero el mundo de los espíritus es un lugar oscuro y peligroso... Poco sabe Arturo que su decisión viene con un terrible precio a pagar. Contra todo pronóstico, Merlín debe arreglar el error de Arturo antes de que Camelot y todo lo que han construido juntos sea destruido para siempre.

Argumento

Después de un día de caza, Merlín y Arturo cabalgan por el bosque, y Arturo se queja acerca de que Merlín asustó a todos los animales por culpa de sus estornudos. De repente, la discusión de ambos es interrumpida por los gritos de una mujer estérica cerca. El joven rey rápidamente acelera el paso de su caballo para investigar, y Merlín le sigue. Los dos pronto llegan a una aldea donde el líder, Alrick, se dispone a quemar a una bruja acusada, Valdis, en la pira. Arturo, seguido de Merlín, ordena inmediatamente detener la ejecución. Alrick ordena enfadado que se marchen, diciéndoles que la ejecución no es de su incumbencia. Sin embargo, Arturo revela su identidad como rey a la conmocionada multitud y dice que mientras la aldea esté en sus tierras, "sí es de su incumbencia". Molesto, Alrick les dice a ambos que Valdis ha maldecido la aldea al propagar la enfermedad con su magia.

Sin embargo, cuando descubre que no existe evidencia real y que Valdis ni siquiera ha recibido un juicio, Arturo ordena su liberación y da a los aldeanos su palabra de que la llevará personalmente a Camelot para ser juzgada. Mientras la mayoría de la aldea está satisfecha con ellos, Alrick se niega, diciendo que Uther no hubiese mostrado ninguna piedad a "la bruja". Arturo dice fríamente que él no es Uther, y de nuevo, ordena a Alrick cortar las ataduras de Valdis y liberarla de la hoguera. Él todavía se niega, y se dispone a incendiar la pira en su lugar. Arturo saca su espada y advierte a Alrick que a no ser que obedezca sus órdenes inmediatamente, Arturo le matará ahí mismo.

Valdis es liberada y es puesta bajo la custodia de Arturo y Merlín. Los dos regresan a Camelot con la anciana, pero pronto se dan cuenta que ella está muriendo del maltrato que ha sufrido de manos de los aldeanos. Antes de morir, Valdis agradece a Arturo su amabilidad y compasión (algo que raramente ha recibido en su vida), diciendo que son cualidades de un rey bueno y justo. En sus momentos finales, le entrega el Cuerno de Cathbhadh como un regalo. De vuelta en Camelot, los dos hombres enseñan a Gaius el cuerno, y el galeno les explica que es mágico y que tiene el poder de convocar espíritus desde el más allá. El cuerno era originalmente custodiado por las Sumas Sacerdotisas de la Isla de los Bienaventurados, pero cuando Uther atacó, fue llevado a un lugar seguro antes de que el templo cayese. Según Gaius, quien había participado en estas ceremonias, mucho antes del tiempo de la Gran Purga, cada año en Beltane las Sumas Sacerdotisas se reunían en las Grandes Piedras de Nemeton e invocaban a los espíritus de sus ancestros para pedir consejo. Gaius también advierte a Arturo que por el gran poder del cuerno, este debe ser mantenido en un lugar seguro.

La noche siguiente es el tercer aniversario de la coronación de Arturo. En la mesa del banquete, Mordred observa a Arturo, quien parece perturbado. Dándose cuenta del desconcierto de Mordred, Elyan le explica que Arturo siempre está así en el aniversario de su coronación porque fue el mismo día que Uther murió. Una preocupada Guinevere intenta animarle, pero él le asegura que todo está bien. Él la besa en la mejilla antes de dejar la mesa y acude a la tumba de su padre para llorar su muerte. Más tarde, Arturo está sentado en sus aposentos, pensando. Pero el silencio es interrumpido por unos piqueteos en la puerta. Sobresaltado por el ruido, el rey vacía un bol de manzanas en el aire, las cuales se dispersan por el suelo cuando Merlín entra. Mientras arregla la habitación, Arturo pide a Merlín preparar a los caballos, pero no le dice dónde van y le advierte que no se lo cuente a nadie, ni siquiera a Gwen. Cuando Merlín le pregunta, Arturo le amenaza cómicamente con una cuchara. Merlín originalmente ridiculiza la amenaza de Arturo, a lo que Arturo le pega con la cuchara en la cara. Ambos cabalgan hacia las Grandes piedras de Nemeton. Una vez allí, Merlín descubre que Arturo pretende usar el cuerno para contactar con Uther. Merlín le advierte, recordándole la poderosa magia del cuerno y que podrían haber consecuencias, pero arturo responde preguntándole si él haría lo mismo para ver a su padre. Merlín responde que sí lo haría, así que Arturo camina hacia el centro del anillo formado por las rocas, y mientras un preocupado Merlín observa, Arturo toca el cuerno.

El velo que separa el mundo de los espíritus y el mundo de los vivos se abre, y Arturo entra. Una vez allí, se encuentra a Uther. Ambos confiesan que no hay un día en el que no piensen uno en el otro. Arturo dice que a menudo se siente solo y quiere a su padre a su lado, pero Uther le dice que tiene mucho que decirle y para la sorpresa de Arturo, acusa a su hijo de destruir su legado. Arturo le cuenta que a pesar de sus diferencias, él ha traído paz y prosperidad a Camelot. Sin embargo, Uther reivindica que Arturo está siendo débil al confiar en los demás y que la única manera de que sus súbditos le respeten es a través del miedo. Sin embargo, Arturo afirma que él no quiere reinar por el miedo, sino siendo justo y recto. La amarga conversación continúa ya que Uther castiga todas obras de Arturo desde que este se convirtió en rey (casarse con una sirvienta, haciendo caballeros a los nacidos no-nobles, etc). Uther le dice a su hijo que él debe salir o se verá atrapado en el mundo de los muertos para siempre. Arturo dice que así no es como quiere despedirse, pero Uther le dice que piense en lo que él le ha dicho ya que no es demasiado tarde para cambiar. Pero, a medida que sale del velo, Arturo se vuelve para mirar a Uther una vez más ya que este le dice que le quiere, pero su acción libera al espíritu de Uther accidentalmente. Esa noche, Arturo le dice a Merlín que su padre no aprueba la manera que él ha elegido de reinar en el reino. Merlín instantáneamente defiende a Arturo al decirle que Camelot es suya para reinar ahora, no de Uther.

Al día siguiente, una reunión particularmente aburrida se está llevando a cabo en la mesa redonda cuando las puertas dobles se abren y se cierran de repente varias veces. A pesar de estar sobresaltado, Arturo hace que Sir Leon proceda con el discurso que estaba dando antes del incidente. Sin embargo, la araña del techo se rompe de repente y cae en el centro de la mesa, dañándola y sobresaltando a los caballeros. Después de la reunión, Merlín sigue a Arturo al vestíbulo mientras el rey discute el reparar la mesa. Pero, Merlín no se está concentrando, pensando en los extraños acontecimientos. Entonces él siente una presencia oscura, indicada por una ráfaga de viento y el temblor de las velas. Más tarde, Percival está solo en los aposentos de los caballeros, quitándose la armadura. Pero, de repente siente una presencia y llama para comprobar si alguien está ahí. Un escudo que estaba colgado cae al suelo de repente, sobresaltado al caballero. Percival camina silenciosamente hacia el escudo para investigar y un hacha vuela y le da en el brazo. Percival es atendido inmediatamente por Gaius y Merlín, quien revela que la herido no es grave. Mientras está siendo tratado, Percival dice que no sospecha que fuese atacado, y que el hacha debió de haber caído. Sin embargo, el galeno dice que la herida es demasiado profunda para que sólo se haya caído, y que tenía suerte de no haber salido herido más gravemente. El caballero entonces confiesa a ambos que, aunque probablemente solo escuchaba cosas, creía haber sentido una presencia y como si "alguien" o "algo" le estuviese vigilando.

Después de que se marche, Gaius ve a Merlín profundamente perturbado y le pregunta qué le ocurre. Merlín entonces le cuenta a Gaius lo que pasó con el cuerno. El galena cree que si Arturo se volvió mientras dejaba el mundo de los espíritus, un espíritu podría haberle seguido fuera. Profundamente consternado por la creciente violencia, Merlín inmediatamente confronta a Arturo y le pregunta si se volvió a mirar a Uther mientras dejaba el mundo de los espíritus. A medida que Merlín continúa cuestionándolo, el rey admite a regañadientes que sí lo hizo, pero se niega a creer que el espíritu de Uther esté detrás de los recientes eventos y le ordena a Merlín que se vaya.

En otra parte, Gwen camina por un pasillo, pero pronto siente una presencia fantasmal cuando otra ráfaga de viento pasa por el pasillo. Ella llama, pero las puertas de repente empiezan a vibrar y una ventana cercana comienza a abrirse y cerrarse. La reina lo cierra, pero las persianas empezar a golpear de nuevo y las velas que cubren el pasillo tiemblan. Claramente aterrada, Gwen intenta huir, pero es atacada por una fuerza invisible. Es tirada al suelo y arrastrada a la sala de las armas. Cuando la presencia por fin la deja ir, ella se levanta y corre lejos mientras más objetos son lanzados hacia ella. Por suerte, logra llegar a la cocina y cierra la puerta justo cuando una lanza vuela por el pasillo y se incrusta en la madera, fallando por solo unos centímetros. Entonces, ollas y sartenes de estanterías cercanas comienzan a volar por la habitación y una golpea a Gwen en la cabeza, dejándola inconsciente. Mientras está desmayada, un fuego se enciende mágicamente y la habitación empieza a quemarse. Afortunadamente, Merlín pasaba por allí y ve el fuego. Entra, encuentra a Gwen y la rescata.

Mientras Gaius cura las heridas de la reina, Merlín finalmente convence a Arturo que es el espíritu de su padre el que es responsable del ataque de Gwen y de todo lo demás que ha estado pasando en el castillo. Gaius les dice a Arturo y Merlín que deben encontrar el espíritu de Uther y enviarlo de vuelta al mundo de los espíritus usando el cuerno otra vez, pero sólo Arturo puede hacer que Uther se marche porque es él quien le ha llamado. Entonces les da a ambos una poción que les permitirá ver al espíritu de Uther. Empiezan su búsqueda en las habitaciones bajo el castillo, donde encuentran a Leon, quien está patrullando. Merlín explica su presencia allí diciendo que está enseñando a Arturo poesía para Gwen, al disgusto de Arturo. Los dos continúan y pronto empiezan a sentir el espíritu de Uther. Mientras buscan, Arturo dice que nunca imaginó que tuviese que cazar a su propio padre. Merlín le asegura que está haciendo lo correcto a pesar de la desaprobación de Uther, estableciendo que Camelot es un lugar mejor gracias a ello. También anima a Arturo a creer más en sí mismo, diciendo que si no lo hace, su pueblo no tiene nada en qué creer. Sintiendo más el frío viendo que indica una presencia fantasmal, ambos oyen un cristal rompiéndose en uno de los almacenes y Merlín va a comprobar mientras Arturo entra en la sala del trono. Mientras la búsqueda de Merlín solo resulta en una paloma, Arturo se encuentra atrapado en el salón del trono cuando las puertas se cierran y se bloquean desde fuera. Llama a su padre, diciendo que sabe que está ahí. Dándose la vuelta, ve el fantasma de Uther sentado en el trono y enfadado pide saber por qué está haciendo lo que hace.

Uther le dice que no pasó toda su vida construyendo un reino para ver a su propio hijo destruirlo. Ignorándole, Arturo acusa a su padre de intentar matar a Gwen, lo que Uther admite. Establece que fue por el bien de Arturo, diciendo que una estúpida sirvienta no sabe nada de cómo ser reina. Un Arturo furioso lo contrarresta diciendo que Gwen es bondadosa, fuerte y sabia a pesar de su juventud y que Uther no tiene derecho a inmiscuirse en su vida simplemente porque no le gustan sus decisiones. Uther expone que es la confianza de Arturo en las personas la que lo hace débil y que sólo él debe reinar en Camelot. Pero, Arturo establece fríamente que preferiría no reinar antes que hacerlo solo. Continúa acusando el odio de Uther hacia aquellas cosas que "sólo él" veía malvadas (siendo la magia la más prominente) y que provenían del miedo, no de la fuerza y que era el miedo lo que le llevó a su caída final. Ultrajado, Uther le dice firmemente a Arturo que Camelot debe tener prioridad ante todo, incluso ante el mismo Arturo y causa que si hijo se quede inconsciente al tirarse un escudo a la cabeza. Uther se acerca a Arturo, pero es interceptado por Merlín, que entra en la estancia por la puerta trasera.

Merlín advierte a Uther que se aleje de Arturo, y le dice que el antiguo rey ya causó suficiente daño en vida y que ya no pertenece a Camelot. Sin embargo, el espíritu de Uther le dice que no será alejado de Camelot, y menos aún por un sirviente sin importancia. El rey fantasma luego lanza un banco hacia él, pero Merlín lo detiene con su magia, revelando así su identidad. Uther queda atónito al ver que el chico "estúpido" al que él nombró sirviente de Arturo era de hecho un hechicero que se había estado escondiendo enfrente de él todo este tiempo. Sin embargo, su sorpresa pasa a la furia instantáneamente y jura que no va a dejar que Merlín o su especie continúen "envenenando su reino". Pero Merlín toma represalias diciéndole que durante todo el tiempo que Uther gobernó, todo el tiempo que estaba tratando de sacarla a la fuerza, la magia aún florecía en Camelot ya que estaba destinada a estar allí, y que Arturo es un rey mucho mejor y más digno de lo que Uther jamás pudo esperar convertirse.

Ahora loco de rabia, el fantasma de Uther grita y trata de atacar de nuevo, pero Merlín le envía volando a través de la puerta con un hechizo paralizante. A continuación, busca en los salones al fantasma, utilizando la magia para iluminar el camino, y finalmente termina en la armería. Pero Uther atrapa a Merlín inmovilizándolo a la pared con dos lanzas. Cogiendo una espada, el fantasma amenazadoramente dice que será un gran placer matar a Merlín, pero es interrumpido por Arturo, que entra en la habitación con el Cuerno de Cathbhadh. Al ver a su hijo, Uther suplica que no haga sonar el cuerno, y le dice que sólo lo hizo por el bien de Camelot. Pero Arturo no se deja convencer al ver que su padre ya no es la persona que él una vez quiso y respetó. Le dice a Uther que ahora es su turno y que Camelot está ahora bajo su mando. En un intento final de detener a su hijo, Uther empieza a revelar el secreto de Merlín, pero Arturo hace sonar el cuerno justo a tiempo, haciendo que el espíritu de su padre vuelva al mundo de los espíritus, por lo que la magia de Merlín sigue siendo un secreto.

Al día siguiente, Merlín está ayudando a Arturo con su armadura. Arturo dice que ha aceptado que si bien no puede ser capaz de complacer a su padre, que nunca abandonará sus otras creencias, especialmente su creencia en la igualdad para todos, independientemente de su clase. Merlín le dice que no le debería pegar si de verdad cree eso, pero Arturo se niega a su petición y le dice que sólo son juegos. Merlín entonces coge un guante y le pega a Arturo en la cabeza con él. Al principio se enfadó, pero después Arturo ríe y le dice que lo está haciendo mal y que le enseñará a hacerlo correctamente.

Reparto

Reparto principal

Reparto recurrente

Estrellas invitadas

Trivia

  • Morgana no aparece en el episodio y Mordred aparece sólo en el banquete.
  • Este episodio muestra un cambio en los créditos iniciales, ya que los créditos iniciales de la quinta temporada son prácticamente idénticos a los de la cuarta con la única excepción de sustituir una corta secuencia de Uther Pendragón con otra de Gaius. En este episodio, sin embargo, se usa la versión donde aparece Uther.
  • Este episodio se parece al clásico mito griego de "Orfeo y Eurídice". Orfeo viajó al Hades para salvar a su amada, pero le fue dicho que no se volviese atrás para mirarla hasta que no estuviesen fuera de allí, o se desvanecería en el aire y no podría volver a verla jamás. Sin embargo, Orfeo se volvió para mirar a su amada, lo que causó que ella desapareciese y sufriese eternamente. Igualmente, cuando Arturo se vuelve hacia Uther, causa que su enfadado espíritu causase alboroto en Camelot. Ambas acciones tuvieron resultados desastrosos en las vidas de los héroes.
  • Las grandes piedras de Nemeton se parecen a Stonehenge, monumento que aparece en las leyendas sobre Merlín. Hay gente que dicen incluso que Merlín creó Stonehenge.
  • Muchos fans de Merlín han criticado este episodio porque creían que el personaje de Uther quedaba arruinado, mientras que otros fans de la serie dicen que la personalidad de Uther es la real. Como él mismo dijo a Arturo cuando fue herido de muerte, que él siempre había dado prioridad a sus deberes por encima de todo. Lo que es contradictorio a los comentarios y acciones anteriores en la serie; cuando intentó sacrificarse a sí mismo y a su reino por Arturo y Morgana varias veces. Dado que Uther siempre había dicho y demostrado que la vida de Arturo y Morgana era más importante para él que Camelot y su propia vida, las contradictorias declaraciones y acciones de las temporadas cuatro (a pesar de que se sacrificó por Arturo en este mismo episodio) y cinco causa gran confusión en el fandom.
← Temporada 4 Temporada 5
La perdición de Arturo  • La canción fúnebre de Uther Pendragón  • El pesar de otro  • Las dísir  • La torre oscura  • Una lección en venganza  • La reina hueca  • Con todo mi corazón  • La bondad de los extraños  • El dibujo de la oscuridad  • El diamante del día

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar